¿Comemos demasiadas calorías?

publicado en: Consejos | 0

 

Que han cambiado los hábitos alimenticios no es novedad. Pero en los sectores en los que más afecta esta situación es a los niños y a los jóvenes donde un alto porcentaje presenta carencias nutricionales en vitaminas y minerales.

Los expertos en nutrición detectan un excesivo consumo de calorías, grasas y sodio.

Según un estudio, se ha detectado que también se exceden en el consumo de calorías, grasas y sodio, además de una vitamina fundamental, la D que está presente en los lácteos, pescados y que además es fundamental para la formación de los huesos.

El peor perfil se lo lleva la mujer que, entre los 14 y los 17 años, tiene sobrepeso o está inmersa en una dieta que además en muchos casos no está controlada por expertos en nutrición. De hecho, la tasa de carencia de importantes nutrientes es mayor en mujeres que en varones, es decir, suelen tener peor alimentación las mujeres que los hombres.

calorías

Durante el periodo de crecimiento, a pesar de que se necesitan más alimentos que aporten vitaminas, la ingesta de vitaminas y de minerales tiende a reducirse a causa de factores como el aumento de calorías vacías, como es el caso de las chucherías, el consumo de pocas frutas y verduras, las dietas para perder peso e incluso saltarse alguna comida.

Consecuencias a largo plazo

Situación que, según los expertos, contribuyen a que se de otro condicionante importante, que aumenta en nuestros días, la obesidad, junto con otras dolencias como alternaciones cardíacas, hipertensión, diabetes o incluso algún tipo de cáncer. Entre los hábitos que caracterizan a los que tienen una buena alimentación están no fumar, realizar actividades al aire libre, dormir más de nueve horas y media, consumir alimentos con mayor frecuencia y tener buenos hábitos en el desayuno.

Los niños que tienen entre 6 y 14 años tienen claras sus preferencias a la hora de elegir el menú para comer, pizza y pasta. Así un 47% se decanta por estos alimentos, mientras que a continuación se sitúa el pollo con un 15% de adeptos. Empezando por la primera comida del día, el desayuno, antes de ir a clase, los niños toman leche sola aunque la mayoría lo hace con algún tipo de cacao o chocolate, además de cereales, galletas o tostadas. Sólo un 8% desayuna bollos en el desayuno, a pesar de que la ingesta de bollería industrial es muy habitual en los niños a pesar de que no es recomendable.

Para el recreo, los niños prefieren el bocadillo y las galletas frente a la bollería. Además, las tres cuartas partes de los niños que asisten a clase sí toman algo en el recreo mientras que el resto no come nada hasta la hora de la comida. Tras la comida, que en muchos casos se realiza en el propio colegio, en la merienda suele predominar de nuevo el bocadillo y tabmién las galletas, junto con los batidos o también los zumos. Pocos son los que aprovechan la media tarde para tomar una pieza de fruta que no es del gusto de los más pequeños.

A la hora del postres, los preferidos son los yogures, seguido de la fruta, frente a otras opciones como pueden ser los helado durante el verano o las natillas. A la hora de la cena, los platos más habituales son los huevos y las salchichas.

Un alto porcentaje toma pescado (45%) y casi el mismo porcentaje cena una pizza. La verdura apenas es protagonistas en los menús de cena de los niños. Además, en el caso de comer fuera de casa, son muchos los padres que llevan a comer a sus hijos a una pizzeria o hamburguesería. Un dato preocupante es que un 10% de las chicas entre 15 y 19 años no desayuna. De entre una población menor de 24 años sólo un 10% realiza un desayuno compuesto por leche, zumo, fruta e hidratos de carbono. El 30% solo toma un yogur.

Sin duda, datos preocupantes y que nos deben hacer reflexionar.

Summary
Article Name
¿Comemos demasiadas calorías?
Author
Description
Los expertos en nutrición detectan un excesivo consumo de calorías, grasas y sodio.

Dejar una opinión